Torre del Homenaje.
Esta edificación militar fue mandada construir por don Lorenzo Suárez de Figueroa, importante personaje de nuestra Historia antigua. Y aunque no se tiene constancia de la fecha en que comenzaron las obras, se estima con seguridad que debió ser durante los veintidós años siguientes a 1387, fecha en que don Lorenzo fue elegido maestre de la Orden Militar de Santiago, y su muerte, ocurrida en 1409. En la acertada línea de restauración y conservación de nuestro rico patrimonio civil y religioso, que con verdadero afán y constancia durante muchos años lleva ejecutando el Ilustrísimo Ayuntamiento de Estepa, ahora le ha tocado el turno a un monumento clave de nuestra Historia; el abanderado del castillo santiaguista de Estepa desde finales del siglo XIV, el que en mejores condiciones se conserva legado por la Historia, a pesar de sus más de seis siglos de vida. Hace ya muchos años, a esta torre se la conocía como “El torreón de Merat”, porque según cuentan, era de propiedad privada de dicha familia. En años anteriores, con el abandono de Estepa por parte del marquesado y la posterior decadencia de la villa, el Alcázar-Alcazaba fue derruido igual que casi todos los lienzos de muralla y sus veinticinco torreones, para reutilizar dichas piedras en la construcción de nuevas viviendas, cuando la población se salió del amparo de sus defensivos muros y la villa comenzó a extenderse sobre la ladera norte del Cerro.
Default Title